Causas

Una variedad de problemas médicos pueden causar la hidrocefalia. En  muchos niños el problema está ahí al nacer—este tipo de hidrocefalia se conoce como congénita. En la mayoría de casos de hidrocefalia congénita se piensa que es causada por una compleja interacción de factores genéticos y ambientales. La hidrocefalia que no se desarrolla hasta más tarde en la vida de algunos niños, e inclusive en adultos, pero es causada por una condición que existía al nacer, se sigue considerando una forma de hidrocefalia congénita. Cuando la hidrocefalia que se desarrolla después de nacer es causada por un factor como una lesión a la cabeza, meningitis, o un tumor cerebral, sin embargo, se le llama hidrocefalia adquirida. Los padres no deben culparse por la hidrocefalia de sus niños. En casi todos los casos las circunstancias que contribuyen a la condición del niño están más allá del control de los padres.

1)    Obstrucción Acueductal (Estenosis)
La causa más común de la hidrocefalia congénita es la obstrucción del acueducto cerebral—el largo y angosto pasadizo entre el tercer y cuarto ventrículo. Obstrucción acueductal puede resultar por el angostamiento o bloqueo del acueducto, o puede ser causada por infección, hemorragia, o un tumor. El líquido se acumula contracorriente de la obstrucción, produciendo la hidrocefalia.

2)    Espina Bífida
La espina bífida, queriendo decir “columna abierta,” es un defecto de nacimiento que involucra la médula espinal y las vértebras que la rodean. Como muchos defectos de nacimiento, ocurre tempranamente en el embarazo, cuando el feto se empieza a desarrollar. Su causa es desconocida. Más del 80 por ciento de los infantes con espina bífida también padecen de hidrocefalia, por lo general porque desarrollan una deformación llamada síndrome de Arnold Chiari Tipo II. En este síndrome parte del cerebelo y el cuarto ventrículo se extienden hacia abajo a través de la apertura en la base del cráneo, bloqueando el flujo que sale del cuarto ventrículo y por lo tanto produciendo la hidrocefalia.

3)    Hemorragia Intraventricular
La hemorragia intraventricular es una forma adquirida de la hidrocefalia, y afecta más frecuentemente a bebés prematuros. Ocurre cuando pequeños vasos sanguíneos extendidos a lo largo del recubrimiento ventricular se rompen. La sangre puede bloquear o cicatrizar los ventrículos o taponar las vellosidades aracnoideas, los sitios de absorción de LCR a lo largo del seno sagital. Menos frecuentemente, la hemorragia intraventricular puede resultar de una deformación de los vasos sanguíneos dentro del cerebro, de un tumor localizado cerca de los ventrículos o de una lesión a la cabeza.

4)    Meningitis
La meningitis es una inflamación de las membranas (meninges) del cerebro y la médula espinal. Puede ser causada por infecciones virales, las cuales pueden cicatrizar las delicadas membranas que cubren el corredor del LCR. La hidrocefalia podría desarrollarse después de una meningitis bacteriana si esta cicatrización restringe u obstruye el flujo de LCR, conforme pasa a través de angostos pasadizos de los ventrículos, o conforme pasa sobre la superficie del cerebro en el espacio subaracnoideo.

5)    Trauma craneano
Un golpe en la cabeza puede dañar los tejidos del cerebro, nervios o vasos sanguíneos. La sangre de estos vasos rotos puede entrar en los corredores del LCR. Debido a que esta sangre causa inflamación, puede haber cicatrización de las meninges, o las células de la sangre pueden bloquear los sitios que absorben el LCR. Cuando ésto ocurre el flujo del LCR se restringe y se desarrolla la hidrocefalia.

6)    Tumores
En los niños, los tumores cerebrales ocurren más comúnmente en la parte de atrás de la cabeza (fosa posterior). Conforme el tumor crece puede llenar o comprimir el cuarto ventrículo, bloqueando el paso (flujo) del líquido espinal. En otras áreas del cerebro un tumor puede bloquear similarmente o comprimir el sistema ventricular, causando la hidrocefalia.

7)    Quistes Aracnoideos
Los quistes aracnoideos son de origen congénito y pueden ocurrir en cualquier parte del cerebro. En los niños, más comúnmente salen en la parte de atrás del cerebro y en la región del tercer ventrículo. Son quistes llenos de LCR que están cubiertos con la membrana aracnoides (una de las tres cubiertas meningeas). Algunos quistes aracnoideos son autónomos, mientras que otros pueden estar conectados por un pasadizo con los ventrículos o el espacio subaracnoideo. El líquido atrapado puede bloquear los corredores del LCR, produciendo la hidrocefalia.

8)    Síndrome de Dandy-Walker
En el síndrome de Dandy-Walker el cuarto ventrículo es agrandado por el cierre completo o parcial de sus aperturas. Además, una porción del cerebro deja de desarrollarse. El síndrome de Dandy-Walker se puede asociar con partes anormales del cerebro o las que no se han desarrollado, también. También puede ocurrir obstrucción en el acueducto. En algunos casos, se pueden instalar dos derivaciones en los ventrículos del niño—uno en el ventrículo lateral y el otro en el cuarto ventrículo—para controlar la hidrocefalia.

Sobre la Hidrocefalia
Signos y Síntomas de la Hidrocefalia
Tratamiento
Cuidando a su Niño

Share